Muchos negocios se enfocan solamente en la captación de nuevos clientes. Sus objetivos son orientados en aumentar la cantidad de nuevos visitantes para vender más. También dejan a un lado estrategias que permitan cuidar a los clientes actuales. Pero, ¿realmente esto te ayudaría a hacer crecer tu negocio? Para que tu negocio crezca, es fundamental cuidar la satisfacción del cliente.

Es importante que centres la atención en su experiencia de compra y en el trato que están recibiendo. De aquí surge el toque único que hará diferente a tu marca, lo que logrará que te compren más a menudo. En la actualidad, enamorar a los consumidores es cada vez una tarea más difícil porque han dejado de ser receptores de información para convertirse en generadores de la misma. Un cliente comparte, opina, recomienda o destruye, dependiendo de la experiencia que le hayas brindado.

Lograr que los clientes se enamoren de tus productos o servicios, es la base para construir relaciones a largo plazo. Ellos se convierten en tus voceros y son parte fundamental para la reputación de tu marca.

¿Cómo hacer que la experiencia de compra de tus clientes se convierta en el motor de crecimiento de tu negocio?

Crear y mantener relaciones es fundamental para el desarrollo de las personas. Una relación interpersonal debe ser cultivada, y esto se hace cuidando los pequeños detalles. Lo mismo debe suceder con las relaciones que tienes con tus clientes. Para que puedan sostenerse a largo plazo, debes cuidar los detalles en cada etapa de la experiencia de compra. La oportunidad de conectarse con ellos podría estar en cualquier parte del proceso.

A continuación, te compartimos los siguientes consejos que te ayudarán a mantener y estrechar el vínculo con tus clientes:

1. Comunicación constante

Escucha su opinión y pide retroalimentación para conocer cuál fue su experiencia de compra y saber en qué puedes mejorar. Actuar tomando esta información como base, te permitirá evitar que los clientes se alejen por inconformidades en su experiencia.

También, es importante que los notifiques acerca de los cambios importantes que tenga tu compañía. De esta forma, aumentarás la confianza y credibilidad, pues se sentirán tenidos en cuenta.

2. Crea una cultura amigable

Una gran experiencia de compra depende de la forma en la que el personal trata a tus clientes. La experiencia y la calidad en el servicio son factores decisivos para que tus consumidores no duden en regresar. Por esta razón, capacita a todo el personal en el servicio que se ofrece. Cualquier producto se convierte en el medio para facilitar experiencias inolvidables. Así que ¡ojo!, si tienes un excelente producto, pero el trato que tienes hacia tus clientes no es el adecuado, no alcanzarás su fidelización.

3. Crea experiencias personalizadas

La manera de conquistar y seducir a tus consumidores, es hacerlos sentir que son especiales para ti. De esta forma, podrás lograr conectarte con ellos y entender con mayor profundidad cuáles son sus necesidades. Para esto, puedes apoyarte en soluciones tecnológicas que te permitan almacenar y analizar altos volúmenes de información y así poder entender mejor el comportamiento de tus clientes y llegarles con mensajes personalizados e incentivos que les gusten. Según think with Google, los principales expertos en marketing creen firmemente que la anticipación de las necesidades de los clientes y la prestación de experiencias asistidas a lo largo del recorrido de compra, son fundamentales para el crecimiento.

4. Mide el desempeño en el servicio al cliente

La medición es indispensable para la gestión de cualquier tipo de compañía. Es necesario tener una referencia cuantificable de lo que queremos lograr. Medir el desempeño de tus procesos en la satisfacción del cliente, te permite saber cuáles son los aspectos que se pueden mejorar en los esfuerzos que estas implementando. Podrías tener en cuenta indicadores como tiempos de espera, disponibilidad de inventarios, número de quejas, calificaciones del consumidor hacia el personal, duración del servicio, tasa de solución de quejas, etc.

“Lo que no se define no se puede medir, lo que no se mide no se puede mejorar y lo que no se mejora se degrada siempre” – William Thomson

5. Recompensa a tus clientes

Tener un programa de recompensas es una estrategia de mercadeo que te permite incentivar a tus clientes y crear lealtad en ellos. Los clientes fieles son la fuente de ingresos más importante para cualquier negocio. Es por esto, que hacer crecer tu base de clientes leales es lo mejor que puedes hacer para generar crecimiento en tu compañía.

Para que un programa de lealtad sea exitoso, las recompensas deben ser generosas, relevantes, atractivas, fáciles de obtener y de redimir.

Conclusión

Cada interacción que una persona tiene con una marca, puede generar un impacto positivo o negativo para la reputación de la misma. La experiencia del cliente es emocional y se almacena en su memoria, por lo que es un factor determinante en el comportamiento que tendrá en el futuro. Es por esto que la experiencia del consumidor debe ser el centro de tus esfuerzos. Enfócate en despertar emociones positivas en todos los puntos de interacción con el cliente. Esto lo llevará a que te prefiera a ti y no a tu competencia. ¿Cuáles son las estrategias que usas para estrechar el vínculo con tus clientes? Déjanos tus comentarios.